miércoles, 12 de julio de 2017

VITILIGO, UNA ENFERMEDAD QUE PREOCUPA MAS EN VERANO


Resulta llamativo como cuando llega el mes de mayo se incrementa el número de pacientes que consultan por vitíligo ¿a qué se debe?

Se ha descrito que en ocasiones el vitíligo puede desencadenarse tras una quemadura solar, sin embargo, lo que ocurre en la mayoría de las ocasiones es que el vitíligo se he hace evidente tras los primeros días de exposición solar. 

La piel sana se broncea, lo que no ocurre en la piel afecta, destacan más las manchas y es el momento en el que muchos pacientes se hacen conscientes de su enfermedad. Esto ocurre sobre todo en individuos de piel clara en los que el vitíligo apenas es detectable en los meses de invierno.

¿Qué debemos hacer entonces? ¿Huir del sol? Tenemos que tener presente que el sol en su justa medida, y siempre que no nos quememos, resulta saludable. Esto también afecta a los pacientes con vitíligo, además no hay que olvidar que utilizamos fototerapia (fuente de radiación solar artificial) para pigmentar las manchas. También se ha visto que la respuesta a tratamientos tópicos como el Protopic se ve incrementada en los meses en los que hay una mayor radiación solar.


En base a esto, lo que solemos aconsejar es que de cara a la exposición solar apliquemos un factor de protección solar 15 (o el suficiente para no quemarnos) en las manchas blancas y un factor 50 en piel sana. Con el fin de que las manchas reciban la estimulación solar, sin que se haga evidente la diferencia de coloración, que es lo que más preocupa a nuestros pacientes. 


No hay comentarios:

Publicar un comentario