LAS NUEVAS VÍCTIMAS DEL VITÍLIGO: LOS PADRES

El vitíligo raramente produce molestias físicas, sin embargo numerosos estudios han demostrado que tiene un impacto importante en la confianza del paciente, en su calidad de vida, así como en sus relaciones personales y laborales. Esto es debido a que las patologías que producen cambios en la apariencia física causan problemas estéticos y emocionales resultando en un daño físico y psicológico que afecta de forma radical a la vida de los pacientes, pudiéndoles llevar entre otros a la introversión y al aislamiento social.


Recientemente se ha observado que estos problemas no se limitan al paciente en cuestión, si no que pueden afectar a personas del entorno como los miembros más cercanos de la familia. Teniendo esto en cuenta, está pendiente de publicarse un estudio cuyo objetivo es evaluar la influencia en la calidad de vida y el impacto psicológico en padres de niños con vitíligo: "Hidden Victims of Childhood Vitiligo: Impact on Parents' Mental Health and Quality of Life".

El estudio incluye a 50 familias de niños con vitíligo (un total de 75 participantes) que compara con 50 familias de niños sanos (un total de 79 participantes). El impacto psicosocial de la enfermedad en los padres fue valorado con varias escalas y cuestionarios de calidad de vida obteniéndose unos resultados significativamente más bajos en los padres de niños con vitíligo que en los padres de niños sanos. También se destaca que las mujeres se ven más afectas que los varones.

Cabría esperar que los niveles de ansiedad o calidad de vida de los padres de niños con vitíligo fuera similar al de la población general, sin embargo parece ser que debido al estrés tan importante que esta patología supone en sus hijos, los padres también experimentan problemas psicológicos, emociones negativas y presión social.

Ante todo, hay que trasmitir tranquilidad. Los niños buscan el apoyo y la referencia en sus progenitores, y si estos están ansiosos o preocupados por el tema, ellos lo detectan incrementándose sus propios miedos. Es importante además no olvidarnos de que a día de hoy existen diversos tratamientos que nos van a ayudar a repigmentar las lesiones.

Por otro lado, en determinadas situaciones, el apoyo psicológico tanto de padres como de hijos puede facilitar y mejorar la canalización de todas estas emociones.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ME HAN SALIDO MANCHAS BLANCAS ¿TENGO VITILIGO?

MANCHAS BLANCAS EN LOS NIÑOS

VITÍLIGO Y VERANO