¿EL VITILIGO ES CONTAGIOSO? I

El vitíligo NO es una enfermedad contagiosa. Aunque se desconoce la causa exacta del vitíligo, se considera que tiene un origen multifactorial, en el que se han implicado factores genéticos, autoinmunes, neurogénicos y de estrés, sin embargo, no tiene componente infeccioso.

En cambio existen un grupo de enfermedades infecciosas que pueden cursar con la presencia de lesiones hipopigmentadas (manchas más claras que la piel normal). Algunas de estas son contagiosas y otras no. En este grupo encontramos patologías que se localizan más frecuentemente en determinadas regiones mundiales:
-PINTA: es una enfermedad ocasionado por "treponema carateum", que se ha observado principalmente en comunidades indígenas de América Central y del Sur. Se transmite por contacto directo piel con piel, y suele ocurrir entre convivientes dentro de una misma familia.
La pinta es una enfermedad confinada a la piel. La lesión primaria suele ser una placa roja o nódulo que produce picor y que puede alcanzar un tamaño superior a los 10 cm. Meses después se desarrolla el estadio secundario en el que las lesiones experimentan cambios en la coloración, para terminar en una despigmentación extensa que recuerda al vitilígo en el estadio terciario. Así, en la pinta terciaria son muy frecuentes las lesiones hipocrómicas y acrómicas, generalmente situadas en zonas acrales, sobre eminencias óseas y mezcladas con zonas de hipercromía acentuada.
Entre los tratamientos se encuentran la penicilina, azitromicina, eritromicina y doxiciclina.
-ONCOCERCOSIS: Enfermedad que afecta exclusivamente del ser humano. Se caracteriza por picor intenso, lesiones cutáneas y daño ocular que puede llegar a ocasionar ceguera, siendo también conocida como ceguera de los ríos.
Las regiones endémicas están limitadas a zonas con latitud, temperatura y humedad relativa óptimas para el desarrollo del parásito y del insecto vector. Estas zonas se encuentran en África sub-Sahariana, Yemen y algunos países de América latina. El parásito se transmite a través de la mordedura de una mosca del género Simulium que al alimentarse de sangre deposita larvas del parásito, Onchocerca volvulus.
En etapas avanzadas de esta enfermedad es frecuente observar áreas hipocrómicas y acrómicas pretibiales, inguinoescrotales y sobre todo en prominencias óseas. Generalmente se observa pigmentación alrededor de los folículos pilosos, dando un aspecto de piel de leopardo.
Para el tratamiento suele emplearse doxiciclina seguida ivermectina, también puede realizarse nodulectomía. Este tiene poca o ninguna acción sobre la despigmentación.
-LEPRA: Está causada por la bacteria Mycobacterium leprae. No es muy contagiosa y tiene un largo período de incubación (tiempo antes de que aparezcan los síntomas). Los niños son más propensos que los adultos a contraerla.
La lepra tiene dos formas comunes: la tuberculoide y la lepromatosa. La lepra es común en muchos países del mundo y en los climas templados, tropicales y subtropicales.
En la lepra indeterminada y tuberculoide es frecuente observar áreas hipopigmentadas acompañadas de trastornos de la sensibilidad superficial, alopecia y anhidrosis (ausencia de sudoración).
En el tratamiento pueden emplearse diversos antibióticos como dapsona, rifampina, clofazamina, fluoroquinolonas, macrólidos y minociclina . A menudo se administra más de un antibiótico a la vez. El ácido acetilsalicílico, la prednisona o la talidomida se utilizan para controlar la inflamación.
El diagnóstico temprano de la enfermedad es importante. El tratamiento oportuno limita el daño, evita que la persona propague la enfermedad y le permite llevar un estilo de vida normal. El tratamiento generalmente resuelve la hipopigmentación.


Comentarios

Entradas populares de este blog

ME HAN SALIDO MANCHAS BLANCAS ¿TENGO VITILIGO?

MANCHAS BLANCAS EN LOS NIÑOS

VITÍLIGO Y VERANO